De todos es sabido que para conseguir un buen rendimiento académico, es imprescindible una adecuada alimentación, y por eso es cada vez más común que a la hora de elegir entre distintos colegios para nuestros hijos se valore, además del nivel educativo de los mismos, la calidad de los menús escolares de estos.

En este punto siempre hay presente un debate sobre si es preferible que el centro educativo tenga cocina propia, donde los menús escolares sean preparados y cocinados de principio a fin, o si es mejor un catering procesado en línea fría (comida previamente cocinada, refrigerada y transportada al centro).

Como todo en la vida, cada una de las opciones tiene sus pros y sus contras respecto a la otra, lo que no quiere decir que ninguna de las dos sea mala. Si bien es cierto, la mayoría de las veces, la decisión de adoptar un sistema u otro pasa por las posibilidades que ofrecen los propios comedores escolares de los centros educativos en cuanto a instalaciones se refiere.

El pasado curso escolar, el diario El País escribió este buen artículo al respecto, en el que se contraponen los menús de los comedores escolares de dos colegios distintos, uno gestionado a través de línea fría, y el otro, el colegio Antonio Buero Vallejo de San Sebastián de los Reyes (Madrid), en el que Cutasa llevamos más de 25 años dando servicio de cocina in situ con nuestro gran equipo de cocineros y auxiliares.

Mejor que decir nada nosotros (como parte interesada que somos), os invitamos a leer el artículo, así como este otro que es continuación del mismo, en el que un crítico culinario probó los menús escolares de ambos colegios, dando su opinión sobre las diferencia y similitudes encontradas en los mismos.

¿Y vosotros, como padres, cómo preferís que se elaboren los menús escolares de vuestros hijos?

2535 lecturas

One thought on “Menús escolares: ¿Cocina propia o catering de línea fría?


Escribe un comentario: